Friday, May 01, 2009

Sobreviviendo a la influenza en el DF

Ya tiene dos semanas que comenzó todo este show de la influenza en el DF, y tiene una semana que prácticamente no salgo de casa. La vida ha resultado una mezcla de situaciones extrañas. Algunas,  placenteras (casi todo el tiempo), como trabajar en casa junto con mi esposa. A los dos nos mandaron a trabajar en modalidad home-office. Por supuesto, lo disfrutamos, pero a estas alturas, ya buscamos cualquier excusa para salir. Todavía nos queda, al menos, otra semana en casa. A ver qué tal la pasamos....

Por otro lado, están las cosas surrealistas que pasan alrededor nuestro. En los medios de comunicación se ha difundido hasta el cansancio un mensaje bastante paranóico y sensacionalista, que sólo parecería razonable si estuviéramos hablando de millones de infectados y miles de muertos, pero con los 2000 enfermos y 20 decesos (en números aproximados, no exactos) que se mencionan en las cifras gubernamentales, suena totalmente desproporcionado. Digo, hay que recordar que en Estados Unidos, la "flu" mata a 36,000 al año, sin necesidad de virus nuevos. ¿Realmente es necesario tanto grito de alarma? Dicen que sí, que si el virus dura mucho tiempo, podría mutar en algo verdaderamente peligroso. Tengo mis dudas.

Por fin, salimos a la calle. Después de ver el tono de las noticias, realmente esperamos ver escenas tal vez apocalípticas, o por lo menos inusuales. No, eso será otro día o en otro lugar. Niños corren por entre los edificios, jugando con sus amiguitos. La gente sigue en la calle, a pie. Compran en la tienda de la esquina. Algunos llevan tapabocas, pero la mayoría no lo hace. Todo parece tan... tan cotidiano! 

Conforme nos alejamos de casa, se notan un poco más de cambios. Casi todos los negocios cerrados. Sobre todo, los restaurantes. Sin embargo, los changarros de comida callejera siguen abiertos. La cosa no es pareja, ni inteligente. Si el asunto es que los restaurantes cierren, ¿por qué no hacen algo con los changarros? Si los changarros no son peligrosos, ¿por qué obligan a cerrar a los restaurantes formales? Huele a manoseo político, y eso me enferma. No hay crisis que no puedan empeorar tratando de llevar agua a su molino. ¡Y en año electoral, válgame!

Hay poco tráfico. Se nota que mucha gente sigue en casa, o de plano se fueron de la ciudad por el fin de semana largo. De hecho, nos enteramos que Cuernavaca está hasta el copete de chilangos fugitivos... Imagino que el lunes será el día en que podríamos ver cuánta gente está trabajando en casa, y cuántos siguen en la rutina usual. 

Por lo pronto, después de días y días de emergencia sanitaria, me gustaría lanzar una pregunta: ¿Alguien conoce a una persona que haya resultado enferma de influenza? Familiar, amigo, conocido... pero que no sea "el primo del vecino de un amigo", sino alguien real. ¿Existen realmente esos infectados?

3 comments:

jcesarmo said...

Contestando a tu pregunta, no conozco a nadie de manera directa o indirecta que estén enfermos de ésto que ya no sé como se llama...

Como lo hemos visto en otros medios y canales, mucha de la información ha sido manipulada y con ella, el ánimo de la gente.

Esperemos que la fecha límite (6 de Mayo) sirva como una forma de presentar resultados y datos fidedignos para que la gente esté más tranquila...

Saludos

Anonymous said...

saludos villano.
de manera indirecta, (mi hermana es enfermera), ha tenido conocimiento de un infectado y lo tienen aislado, (en un area del mismo hospital), y ha tenido contacto directo con un niño en el cunero del mismo hospital, ahora ya se encuentra aislado tambien.

en cuanto a:

¿si el gobierno exagera la peligrosidad?, es posible.
¿si fue implantado por elgobierno como cortina de humo?
no lo creo, pues esta nuevo empujoncito a la crisis economicano le favorece a nadie, ni siquiera a ellos.

¿si aprovechan el suceso para esconder alguna de sus canalladas?,
no negaras que es muy buena oportunidad, y no creo que lo desaprovechen.

en cuanto a las teorias conspiratorias.

creo que hay que respetar a las personas. si creen que no hay peligro y no siguen las recomendaciones de salud,tanto como los que elegimos seguirlas,
estamos en nuestro derecho de pensar lo que queramos, (siempre y cuando sea nuestra decision y no la de alguien mas), y debemos respetarla.
sin embargo tambien debemos hacernos responsables de nuestras elecciones. en mi caso particular, si yo me quiero hacer el supermacho y hasta voy a ver a los infectados sin tomar ningun tipo de precaucion, y me enfermo.
en dado caso deberia quedarme en casa y no buscar tratamiento medico, pues yo mismo me lo busque, y seria muy hipocrita de mi parte ir con los medicos y pedir que me curen si yo mismo no atendi a las recomendaciones.
por lo tanto ando muy cobardemente con mi tapabocas a todos lados, y lavandome las manos como si tuviera algun padecimiento obsesivo compulsivo.
saludos villano :)

AzulAlbanta said...

Era en esos momentos cuando me dolía mi postura apolítica. Además del bolsillo, que bastante padeció. ¿Conozco a alguien infectado? Sí, a mi novio, que no pudo abrir su restaurante y él junto con mi suegra tienen sólo 14 días (diez días laborales) para juntar $14,000.00 de renta porque si no, les cobran 20% de interés. Dígame usted, don Pepe Grillo, si eso no es estar infectado de corrupción. Se nos acabó la leche, el pan, y otras cosillas más, y válgame el señor de los cielos (Dios, no el narcotraficante), tuvimos que ir a comprar a la tiendita, gastándonos más lana porque los supermercados estaban súper atascados con la paranoia de que "el mundo se iba a acabar" y las filas interminables de gente que pretendía llevarse a casa toda el agua y los lácteos que pudieran. Supongo que tendrán para cocinar atún de aquí al 2028.

Coincido plenamente contigo. Lo único que me pregunto es cómo pueden llamar pandemia a una enfermedad que si bien es de cuidado, ni siquiera había tenido que llevar el calificativo de epidemia. Además, faltaría ver cuántos de los cuarenta y seis muertos contantes y sonantes hasta hoy 15 de mayo realmente murieron de este virus y no de una complicación viral, pero le cargan el muerto.

Sólo una cosa más: Las medidas higiénicas como lavarse las manos y desinfectar constantemente, vaya, pues las deberíamos llevar al cabo siempre, que no?

Saludos desde albantilandia. Un abrazo y se le quiere. Con mi influenza de García Márquez y de Sabina o sin ella :D

Bienvenidos a mi blog!

Este blog es parte de la ReduxNet. Opiniones de un geek, pensando en el mundo geek en general, en temas de arte, política, religión y helado de vainilla. Si ya llegaron hasta acá, por lo menos dejen una opinión...